La psicología y la psiconeuroinmunología

Las limitaciones de la psiquiatría convencional son evidentes en las tasas de respuesta moderada y en los efectos secundarios a corto y largo plazo del tratamiento convencional. Viendo la enfermedad psiquiátrica, y particularmente la depresión, como una manifestación del desequilibrio entre sistemas, se invocan datos que apoyan la teoría de las citoquinas – el papel de la inflamación y el sistema inmunológico en la influencia de la neuroquímica y las hormonas. Se exploran la teoría relevante, los datos de apoyo y las intervenciones en el estilo de vida.

La en términos médicos de esta longitud merecen nuestro respeto por la interconexión de las diferentes subespecialidades, por la inútil segmentación y compartimentación del cuerpo en diferentes sistemas de órganos.

Por lo tanto, parece apropiado que la psiquiatría siga el camino de la investigación de otras enfermedades crónicas desencadenadas por el estilo de vida, como el cáncer, la autoinmunidad y las enfermedades cardíacas. Ya existe una relación bidireccional entre las principales enfermedades crónicas y los diagnósticos psiquiátricos.

El papel de la inflamación, a través de estos estados de enfermedad, se aclara mejor cada día, y parece representar un lente fisiológico cohesivo a través del cual se pueden ver estos síndromes intersistémicos. El objetivo de esta disciplina es la identificación de intervenciones de apoyo fisiológico que pueden resultar en la resolución de los síntomas psiquiátricos.

Inflamación y depresión

El estrés crónico puede aumentar la susceptibilidad a la enfermedad; sin embargo, existen grandes diferencias individuales en las respuestas psicológicas al estrés. La psiconeuroinmunología, el estudio de los fenómenos de las relaciones bidireccionales entre el cerebro, el comportamiento y el sistema inmunológico, es un campo científico en evolución.

Los síntomas depresivos son la manifestación de muchos efectos aguas abajo sobre las hormonas y los neurotransmisores, pero si nadamos hasta la fuente, encontraremos un río de marcadores inflamatorios corriendo.

El estrés psicológico es un componente de muchos de estos problemas, incluyendo, entre otros, la hipertensión e hipotensión, el dolor, los trastornos cardíacos, la disnea, las enfermedades respiratorias, la fiebre, las infecciones y la taquicardia. Los datos sugieren una probable relación entre los estados psicológicos y la resistencia del huésped, y una evidencia sustancial indica una asociación entre el estrés psicológico y la respuesta inmune.

Relación entre el sistema inmunológico y la psiconeuroinmunología

El sistema inmunológico es un conjunto de moléculas, células y órganos que, en la mayoría de las condiciones, interactúan para proteger a una persona tanto de los invasores externos como de las células internas alteradas del propio cuerpo. El sistema implica una defensa elaborada contra varias infecciones virales, bacterianas y otras infecciones microbianas que pueden actuar independientemente o en conjunto.

Los

Los psiquiatras han anhelado ser legitimados en su papel de médicos basados en la ciencia. A pesar de ello, no existen pruebas diagnósticas validadas para la evaluación de la patología psiquiátrica. En la práctica de la medicina funcional, sin embargo, el diagnóstico se vuelve secundario a la interacción personalizada de los factores y los “biomarcadores” que pueden iluminar el camino hacia la curación.

La depresión melancólica, el trastorno bipolar y la depresión posparto, los glóbulos blancos llamados monocitos expresan genes pro-inflamatorios que conducen a la secreción de citoquinas, mientras que simultáneamente conducen a la disminución de la sensibilidad al cortisol, la hormona del estrés del cuerpo y el amortiguador inflamatorio – un ciclo de avance.

El sistema inmunológico en su conjunto no funciona de forma independiente, sino que los sistemas inmunológico y neurológico se comunican entre sí de dos maneras principales: por medio de las hormonas que regula el cerebro y por medio de las fibras nerviosas que se comunican con las células inmunitarias.

Existen muchas investigaciones sobre los efectos del estrés en el sistema inmunológico. Muchos de estos estudios se centran en la liberación de citoquinas en respuesta tanto al estrés físico. La psicología Barcelona está siendo estudiada a este nivel paralelo médico, tanto físico como químico y su evolución en sus respuestas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *